RSS

Archivo de la categoría: Exposiciones

Sobre Alfons Mucha

La primera vez que Alfons Maria Mucha apareció en mi vida yo debía tener catorce o quince años. El profesor de dibujo de mi instituto era un loco maravilloso al que nos gustaba ir a ver en los descansos entre clase y clase. Siempre tenía una estridencia con la que motivarnos una sonrisa (a veces histriónica, a veces amable y otras, las menos, amarga). Se llamaba José, pero nosotros siempre le llamamos Pepe el Indio, porque le gustaban mucho los indios americanos y así lo expresaba con la decoración de su aula y en las conversaciones que teníamos entre clase y clase.

Además de su amor por los habitantes originarios de la América del Norte, Pepe el Indio amaba con absoluta pasión el arte, a veces muy reconocido y otras veces un tanto ignorado. Era habitual llegar a verle en los descansos y que nos descubriera un pintor nuevo, de los que no estudiábamos en la clase de Historia del Arte. No nos daba ninguna lección. La mayoría de las veces solo nos enseñaba una ilustración y nos preguntaba: “¿No notáis cómo se os erizan todos los vellos de vuestro cuerpo? Eso os pasa porque esto es bueno, bueno de verdad”.

A través de sus ojos descubrí a Gustav Klimt, a Edward Hopper, a Amedeo Modigliani y también a Alfons Mucha.

La segunda vez que me encontré con Mucha fue gracias a Ernesto, un amigo y compañero de batallas en esto de conjugar el verbo educar. Ernesto, tan grande y tan generoso, había llevado a nuestros alumnos norteamericanos a ver una exposición de Mucha en el Caixa Forum de Madrid. Luego, como regalo, me contó qué había en la exposición y qué había visto él (estos dos verbos raramente coinciden). Nunca le di las gracias por ello (quizá este sea un momento tan bueno o malo como cualquier otro).

La tercera vez que Mucha se cruzó en mi camino fue esta misma mañana, en Valletta, la capital de esta isla que me ha robado el corazón. Habíamos ido hasta allí para tratar de realizar algunas gestiones pendientes y atravesábamos las calles sin disfrutar apenas del bullicio, cuando me topé con un cartel enorme con una de las mujeres de Mucha y una inscripción: “Alphonse Mucha Exhibition. In Quest of Beauty. 26 February – 15 May 2011”. Estaba en la puerta del Museo Arqueológico Nacional y entré a preguntar el precio. La exposición de Mucha y la entrada al Museo, 5 €. Esta mañana teníamos gestiones que hacer pero, sin ningún tipo de duda, volveré a la capital un día de estos para dedicárselo a Mucha, a las calles de Valletta y a recordar a las personas que me descubrieron al artista checo.

Anuncios
 
5 comentarios

Publicado por en 1 marzo, 2011 en Exposiciones